Durante los últimos años hemos visto como la fibra, wifi y smartphones se han introducido en nuestras vidas de manera fugaz empujándonos a ver el mundo a través de pantallas, facilitándonos en la mayoría de ocasiones nuestra forma de vida a la hora de buscar información, lugares, compras, etc. y sobre todo comunicarnos de manera rápida y productiva.

Justamente en estos últimos meses la población se ha metamorfoseado y ha abandonado lo analógico mirándolo desde un punto de vista obsoleto y del pasado, a los que nos definíamos digitales ha sido un paso más a lanzarnos con confianza a este nuevo estilo de vida, y para los más reticentes a las tecnologías ha sido la entrada a la era digital, en resumen todos nos hemos transformado en seres digitales y racionales.

¿LO PUEDO APLICAR A MIS PACIENTES?

Si alguien tiene dudas sobre si sus pacientes son digitales y puede aplicar estos cambios con ellos obteniendo los resultados esperados, debemos preguntarnos si nuestros pacientes utilizan internet todos los días, whatsapp, Redes sociales, etc ¡Claro que son digitales!

Seguramente no serán el 100% porque aun tendremos alguna generación analógica en nuestra base de datos, pero la mayor parte son usuarios o coquetean con las tecnologías.

Estamos de acuerdo que no todos serán digitales, pero debemos buscar la diferenciación con los que sí lo son, debemos adaptar el lenguaje y comunicación a cada tipo de paciente, esto nos asegura valor añadido a nuestros servicios.

¿MI CLÍNICA PODRÁ DIGITALIZARSE?

Por supuesto, no tengáis la menor duda. En mayor o menor medida podemos empezar a digitalizarnos en muchos aspectos de manera rápida, el sector dental lleva años evolucionando en este aspecto, solamente hay que mirar fuera, asistir a congresos o ferias y veremos un gran número de opciones que se han integrado en muchas clínicas con buenos resultados a nivel clínico y de gestión.

La meta que debemos marcarnos es
llegar a nuestros pacientes a través del
mayor número de canales posibles

ENTONCES, ¿CÓMO TRANSFORMAR MI CLÍNICA TRADICIONAL A CLÍNICA DIGITAL?

Como todo en la vida y en la gestión dental es necesario realizar una buena planificación de nuestra nueva clínica, armándonos de toda la información necesaria y que esté disponible para tomar decisiones con el objetivo de mejorar nuestro trabajo diario, ofrecer mayor calidad, que nuestros pacientes nos vean actualizados, modernos y adaptados a las nuevas exigencias del 2021.

Las metas que debemos marcarnos es llegar a nuestros pacientes a través del mayor número de canales posibles, ofrecer una imagen actualizada para crear confianza e implementar en nuestro día todas las ventajas que aporta tanto a la clínica como al paciente este fascinante mundo a través de la digitalización. A nuestros pacientes debemos darles una Experiencia Digital Full time, desde el momento que buscan información pasando por la primera interacción en nuestras instalaciones, durante todo el proceso de tratamiento y por supuesto una vez ha finalizado buscando algo tan valioso y costoso como la fidelización.

Este proceso quizás para los que empiecen puede dar vértigo si miramos a corto plazo, siempre ponemos barreras mentales a los cambios, que nos impiden realizar nuevas acciones, actitudes específicas, nos auto convencernos y autosaboteamos pensando que lo de siempre continuará funcionando y que la novedad son inventos poco fiables, añadiendo la gran barrera económica, la salida de la zona de confort, cambiar mi forma de trabajo que tan cómodo he estado estos años y como me ha ido bien pues no he visto la necesidad de adaptarme.

Ahora hay un PERO, la situación nos obliga a cambiar, a adaptarnos, no es una opción.

La visión generalizada que observamos en las formaciones que impartimos a clínicas dentales es que lo miran con recelo y creen que solo las clínicas grandes o grupos con gran capacidad económica pueden invertir en esta experiencia digital o realizar protocolos de trabajo digitales, en mi opinión es diferir, pues todas las clínicas podemos dar el cambio con una gran actitud por parte de todo el equipo y con herramientas sencillas y económicas.

Visualicemos las vías a tratar en nuestra clínica, lo dividimos en EATP (Experiencia Atención al paciente) y ECTD (Experiencia Clínica Tratamiento Digital).

EATP (Experiencia Atención al paciente)

Debemos observar todo el proceso y el conjunto de interacciones que tiene la clínica con el paciente, cuales son los momentos de la verdad “touchpoint” donde puedo introducir estos elementos digitales. Desde el momento en que hago la promesa al paciente a través de mis acciones de marketing Digital (Redes Sociales, Mailing, Whatsapp, Web, etc.), pasando por la confirmación de visita y acogida en clínica ofreciendo una gran primera visita Digital, etc. En estos puntos hemos utilizado una pequeña inversión económica asumible para atraer pacientes cuidando el diseño, mensaje e imagen de nuestro centro. En el resto del proceso haremos que nuestro paciente respire confianza que la experiencia digital aporta sin lugar a dudas.

ECTD (Experiencia Clínica Tratamiento Digital)
Con la EATP vinculando al paciente dicha seguridad del tratamiento con nuestras herramientas digitales, desde el momento que realizamos OPG o CBCT digital para obtener un diagnóstico adecuado a su plan de tratamiento hasta que escaneamos su boca para realizar tratamientos protésicos o de Ortodoncia de alineadores.

En todo el largo proceso de un tratamiento podemos apoyarnos de una gran variedad de herramientas sencillas y de acceso para todos, que influyen positivamente en la Experiencia Global del paciente, tanto herramientas como la vídeo consulta virtual (después del confinamiento todos somos expertos), como herramientas que marcan la diferencia en la comunicación Clínica-Paciente, ofreciendo de simulación de resultados, sin lugar a dudas los detalles marcan la diferencia.

Algunas de estas herramientas pueden ser inversiones recuperables a corto plazo, que con un buen uso en la comunicación de la primera visita y durante el tratamiento nos reportará un gran índice de aceptaciones, diferenciación y recomendaciones. Todo esto debe acompañarse de un sencillo Plan estratégico centrado en las necesidades del paciente, quién lo pruebe vivirá un antes y un después en su calidad profesional.

¿Aún crees que la Transformación Digital no es para tu clínica?

Si estas convencido que puedes, Adelante no esperes más y da el paso con actitud. En caso contrario suerte, al final siempre pasa lo mismo, o nos adaptamos o vemos a nuestros pacientes en la clínica de al lado.